A todos nos gustaría poder vivir sin preocupaciones económicas o incluso no tener que ir a trabajar todos los días. Seguro que tú también has soñado alguna vez con obtener tu libertad financiera.

¿Qué es la libertad financiera?

La libertad financiera consiste en tener los ingresos suficientes para poder vivir sin necesidad de trabajar trabajar.

Puede que tu objetivo sea vivir sin trabajar o; tal vez, busques poder dejar tu horrible trabajo para emprender el negocio de tu vida. Incluso que trabajes sólo de manera part-time. Sea cual sea tu objetivo, está claro que la libertad financiera te proporcionará mayor calidad de vida y felicidad.

Ser libre financieramente te hace dueño de tu tiempo y te proporcionará tranquilidad. A continuación, te contaremos cómo puedes conseguirla.

5 pasos para conseguir tu independencia financiera

Te estará pasando por la cabeza “¿cómo podría yo alcanzar la libertad económica?”. Para ello será muy importante que tengas un plan y que seas constante y paciente. De nada vale que al segundo mes dejes de seguir el plan que te has propuesto para conseguir tu meta. Nadie ha conseguido la libertad financiera en dos días.

Los 5 pasos fundamentales para que logres ser libre económicamente son:

1. Define cómo quieres sea tu nivel de vida.

Como hemos apuntado antes, la libertad financiera es la consecución de la cantidad de dinero necesaria para vivir el resto de tu vida, sin tener que preocuparte por el dinero. Pero claro, esta cantidad de dinero dependerá de cómo quieres que sea tu nivel de vida, si quieres vivir sin trabajar o si, por otro lado, quieres seguir trabajando. Además, otro de los factores clave a analizar es el horizonte temporal del periodo de libertad. No es lo mismo, obtener la libertad financiera con 30 años, que aún te queda 45 años más de vida aproximadamente, que obtenerla con 60 años.

Por lo tanto, antes de nada, tendrás que definir todas estas características para poder fijar tu objetivo.

2. Deshazte de tus deudas.

Si tienes alguna deuda lo primero que tienes que hacer es deshacerte de ella. Y con deuda nos referimos a la “deuda mala”: aquel préstamo que pediste para comprarte un coche, la hipoteca de la casa o la tarjeta de crédito con la que realizas tus compras. Es decir, toda aquella deuda invertida en pasivos que no generan rentabilidad. Estás pagando intereses y esta deuda, te hace más pobre. Como podrás deducir, si tu objetivo es obtener la libertad financiera la mejor manera de empezar es sin estar endeudado.

En cambio, si esta deuda es una hipoteca de una casa, la cual tienes alquilada, y te genera rentas cada mes, entonces tienes una “deuda buena” porque te genera una rentabilidad, que será positiva para tus finanzas. ¡Pero ojo! Nunca te endeudes de manera que pagues una cuota mensual superior al 30% de tus ingresos.

3. Crea tu colchón de seguridad.

Una vez hayas pagado todas tus deudas tendrás que crear un colchón de seguridad. Esto te proporcionará seguridad para posibles contingencias futuras. El colchón de seguridad es como el casco de la moto, probablemente no lo uses, pero es imprescindible que lo lleves durante el camino.

4. Ahorra.

Para generar esos ingresos pasivos futuros, debes haber generado antes un ahorro. Cuanto más ahorres ahora, más tendrás en el futuro. Si eres de esas personas a las que les cuesta ahorrar, que prefiere la satisfacción inmediata, que compra compulsivamente, lamento informarte que no podrás conseguir nunca la libertad financiera. Pero no te preocupes, cambiar estos hábitos y empezar ahorrar, ¡es posible! Y esto no quiere decir que tengas que mal vivir para ahorrar, ¡para nada! Solo tendrás que aprender a manejar tus ingresos de una manera más eficiente. Proyecta la idea de que cuanto más ahorres, mejor calidad de vida tendrás en el futuro y antes alcanzaras tu ansiada libertad.

Para poder aumentar tus ahorros será esencial que disminuyas tus gastos y así destinar la mayor parte de tus ingresos al ahorro. Lo más importante será tomar conciencia de ellos:

  • Intenta pagar en efectivo. Si bien es verdad que pagar con tarjeta es mucho más cómodo, pero pagar en efectivo te hará más consciente de tus gastos. Cuando pagamos con dinero en efectivo, esa compra nos resulta mucho más dolorosa, porque ver como damos nuestro dinero y nos da una visión más real del gasto. Sin embargo, pagar con tarjeta retrasa el dolor. Hasta que no miremos en nuestra cuenta bancaria no seremos consciente del consumo y, por lo tanto, hace que el gasto sea más fácil.
  • Elabora un presupuesto donde determines tus ingresos y gastos mensuales. Esto te dará una visión amplia de tus finanzas, permitiendo que valores cada partida de gasto y puedas recortar en aquellas que sientas que estás gastando demasiado.
  • No dejes el ahorro para final de mes. Pre-ahorra. Ordena a tu banco que realice una transferencia automática mensual a otra cuenta, así te ahorrarás disgustos a fin de mes.
  • Ten una meta de ahorro. Ahorrar para conseguir un objetivo es mucho más fácil que ahorrar por ahorrar. Tener un propósito te da una mayor motivación para destinar el dinero que gastas innecesariamente al ahorro.

Una vez tome conciencia de ellos, el siguiente paso será aumentar la cantidad de ahorro mensual, para eso te damos 12 consejos más para aumentar tus ahorros.

5. Invierte

Para conseguir más rápido tu libertad financiera, será aconsejable que inviertas tus ahorros. Pero seguramente si no tienes los conocimientos necesarios te preguntarás cómo invertir tu dinero. Lo mejor en ese caso será dejar esta tarea a un especialista, a un asesor financiero.

Lo esencial será invertir tus ahorros de manera diversificada; es decir, no invertir todo tu dinero en una sola empresa. Hacer lo contrario, podría llevarte a perder todo tu dinero. El factor más importante para invertir es que tu asset allocation sea acorde a tu perfil de riesgo y, sobre todo, al horizonte temporal de tus objetivos.

Una inversión realizada con sentido común te acercará a conseguir tu libertad financiera. 

¿Que pasa cuando ya has alcanzado tu libertad financiera?

Sobre todo: disfruta de la vida. Una que has logrado tener una fuente (o varias) de ingresos pasivos, podrás dedicarle más tiempo a aquello que más placer te proporciona. De eso iba esto de vivir, ¿no?

En Inveert te queremos ayudar a que alcances tus objetivos vitales. Ya sea tu libertad financiera u otro. Para nosotros, el ahorro y la inversión son sólamente un medio para un fin: ser feliz.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos. Si continuas navegando estás dando tu consentimiento a nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

ACEPTAR
Aviso de cookies