Los fondos de inversión son uno de los productos preferidos por los españoles, pese a esto aún existe mucho desconocimiento alrededor de este producto.

¿Qué es un fondo de inversión?

Un fondo de inversión es una Institución de Inversión Colectiva. Se trata de un patrimonio sin personalidad jurídica conformado por las aportaciones de diversos inversores, denominados partícipes. Se divide en partes alícuotas denominadas participaciones, cuyo precio de mercado es el valor liquidativo que se obtiene del resultado de dividir el capital total del fondo entre las participaciones totales en cada momento.

Los fondos de inversión son creados por una entidad gestora que decide la política de inversión y están custodiados y vigilados por una entidad depositaria (banco, caja de ahorro, etc.).

Cada fondo de inversión tiene una política de inversión, la cual determina cómo invertir el capital aportado por los partícipes en los distintos tipos activos financieros (renta fija, renta variable, inmuebles, etc.).

¿Cómo funciona un fondo de inversión?

Para invertir en un fondo deberás realizar una suscripción. Esta es la compra de participaciones de un fondo por parte del partícipe. El número de participaciones recibidas será el resultado de dividir el importe total aportado entre el valor liquidativo.

La suscripción en fondos de inversión se hace normalmente mediante intermediarios financieros: bancos, cajas de ahorro, sociedades de valores, etc. aunque las gestoras financieras también pueden comercializar sus fondos.

Una vez que eres partícipe del fondo, será la entidad gestora la que se ocupe de invertir el patrimonio del fondo, según la política de inversión.

En caso que quieras salir del fondo obtendrás un reembolso de tus participaciones. La cantidad reembolsada será la obtenida de multiplicar el valor liquidativo por el número de participaciones. Aunque, hay que tener en cuenta que este se puede ver minorado por las comisiones de reembolso.

En cambio, si lo que quieres es pasar su dinero de un fondo a otro, tendrás que realizar un traspaso, que consiste en un reembolso de la inversión en un fondo y una inmediata suscripción a otro. Los traspasos se pueden producir entre fondos de una misma gestora o diferente. Los traspasos suelen ir acompañados de comisiones de suscripción y reembolso, por lo que tendrás que pensar bien está decisión.

Tipos de fondos de inversión

La existencia de una variada tipología de fondos ha permitido que sean un destino atractivo para el ahorro familiar.

  • Fondos de renta fija

Son aquellos que tienen una política de inversión destinada a invertir la mayor parte de su capital en renta fija (bonos, letras del tesoro, etc.). A corto plazo estos fondos suscitan poco riesgo. Pero recuerda a menor riesgo, menor rentabilidad.

  • Fondos de renta variable

Su patrimonio se destina principalmente a renta variable (acciones). El perfil de riesgo de estos fondos es alto, pero a cambio, ofrece una rentabilidad mayor.

  • Fondos mixtos

Son aquellos que invierten parte de su patrimonio en renta fija y otra parte en renta variable. Cuanto mayor sea la proporción de renta variable, mayor será el riesgo.

  • Fondos garantizados

Estos fondos aseguran la recuperación del capital invertido más una rentabilidad en una fecha determinada. Si bien, retirar el dinero en una fecha distinta a la establecida no te garantiza recuperar el dinero invertido.

  • Fondos globales

Son aquellos que no tienen fijada su política de inversión. Dentro de esta categoría existen fondos que incurren en grandes riesgos.

  • Por compartimentos

Estos fondos se subdividen a la vez en subfondos, los cuales cada uno tendrán una política de inversión diferente.

  • Otros fondos

Existen otros tipos de instituciones de inversión colectiva:

    1. Sociedades de inversión de capital variable (SICAV). Son institución de inversión colectiva con forma de sociedad anónima por lo que sus inversores al suscribirse se convierten en accionistas (no partícipes). Invierten la mayor parte de su patrimonio en valores mobiliarios como acciones, deuda pública, obligaciones, etc.
    2. Fondos de inversión inmobiliaria (FII). Estos fondos invierten en bienes inmuebles que son alquilados, por lo que su evolución dependerá de la evolución de los precios del alquiler. Es recomendable que si se va a invertir en este tipo de fondos se haga a largo plazo.
    3. Fondos cotizados o ETFs. Son aquellos que sus participaciones cotizan en bolsa como si fueran acciones; por lo que son muy líquidos. Estos suelen replicar un índice, como el IBEX 35.
    4. Fondos de inversión libre, conocidos como “hedge funds”. No siguen ninguna política de inversión preestablecido, invierten según la estrategia que creen más conveniente en cada momento. Estos fondos no están al alcance de todo el mundo, ya que se necesita inversión mínima inicial es de 50.000 euros y muy poca aversión al riesgo.
    5. Fondos de fondos de inversión libre. Son fondos que invierten en otros fondos. Los fondos de fondos de inversión libre invierten mayoritariamente en “hedge funds” por lo que permite al inversor particular invertir en este tipo de fondos. Estos fondos al invertir en los anteriores incurren en los mismos riesgos.

¿Cómo elegir un fondo de inversión?

Muchas personas se dejan llevar por la publicidad y los mensajes comerciales a la hora de elegir entre los distintos fondos de inversión pero estos, a veces, pueden llegar a ser engañosos; otras personas, en cambio, invierten guiadas por las rentabilidades obtenidas en el pasado, sin embargo la rentabilidad pasada no implica rentabilidad futura; invertir mirando por retrovisor del coche te llevará a realizar malas inversiones.

Para realizar una buena inversión tendrás que tener en cuenta las siguientes particularidades:

  • Perfil de riesgo

En primer lugar será importante conocer el perfil de riesgo de cada fondo. El perfil de riesgo indica el riesgo que está dispuesto a asumir el fondo. Por lo tanto, tendrás que elegir un fondo con un perfil de riesgo similar al tuyo. Tu asesor financiero te realizará una evaluación personalizada sobre tu situación financiera (nivel de ingresos, gastos, deudas, estabilidad laboral, etc.) para que puedas conocer tu perfil de riesgo correcto.

  • Política de inversión

La política de inversión, como ya te hemos explicado antes, determina la cartera de inversión de un fondo. Esto será importante para tu selección porque, por ejemplo, si estás pensando en invertir en renta fija, tendrás que elegir un fondo de inversión que tenga una política de inversión destinada a invertir en renta fija.

  • Horizonte temporal recomendado

Además, será significativo conocer cuál es el horizonte temporal recomendado para la inversión. Normalmente si el fondo de inversión tiene una cartera conformado mayoritariamente por renta variable, entonces el horizonte temporal será más extenso para así poder disponer de margen para recuperarse de los tiempos bajistas.

Muchos de los fondos tienen una comisión de reembolso en función de la permanencia, por lo que, a largo plazo esta comisión va disminuyendo e incluso desaparece premiando a aquellos partícipes que se mantienen más tiempo en el fondo.

En consecuencia, conviene invertir dinero a largo plazo y en el horizonte temporal recomendado.

  • Comisiones

Las comisiones que agravan al fondo son otro punto clave a tener en cuenta, ya que estas pueden disminuir significativamente tus beneficios. Existen varios tipos de comisiones que hay que tener en cuenta antes de invertir en un fondo: comisión de gestión, de depósito, de suscripción y de reembolso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos. Si continuas navegando estás dando tu consentimiento a nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

ACEPTAR
Aviso de cookies